Concept of human expressions and body language. Adorable ginger girl standing with crossed fingers, biting lip and looking aside with huge desire of something to come true, over gray background.

Expresiones de humanidad

Las personas nacemos, crecemos y morimos rodeados de gente. Nos humanizamos en la convivencia con los otros que son transmisores de lo que como colectivo hemos creado.

Transmitimos lo que somos, lo que recibimos a través de los años: tradiciones, costumbres, creencias, valores, idiomas, normas de convivencia… Y lo hacemos de diversas maneras y por múltiples medios, siendo las instituciones y el lenguaje unos de los vehículos de transmisión por excelencia.

Ser humano significa asumirse como parte de esta especie, de un colectivo. Significa saberse uno más del grupo, existir para promover el bien común. Y es a través del lenguaje como compartimos nuestra esencia.

Las siguientes son algunas expresiones que me encantan, es decir, que me atraen sobremanera por contener, precisamente, manifestaciones verbales cargadas de humanidad que solidifican las relaciones interpersonales, que robustecen a las sociedades y a los colectivos, que nos hacen más conscientes de la trascendencia de las otras personas en nuestras vidas:

– “Gracias”, porque sella el acto de dar o recibir, y cuando damos o recibimos, se activan las endorfinas que nos acerca a las personas.

– “¿En qué te puedo ayudar?”, porque significa que tengo algo para dar y estoy dispuesto a ponerlo a disposición del prójimo.

– “Bienvenido a casa”, porque significa que emprendí un viaje, una causa, una acción que pude terminar y que hoy me tiene de regreso. Significa, también, que tengo un lugar a dónde regresar, alguien que me espera, alguien con quién estar, lo cual es una fortuna.

– “Papá, te quiero”, porque significa que he estado al lado de mi hijo para construir un lazo parental amoroso.

– “Eres inolvidable”, porque es la expresión de que existo y existiré para alguien; porque da la sensación de eternidad (aun cuando sé que no soy eterno).

– “Sé mi amigo(a)”, porque cuando lo propongo se abre la posibilidad de un nuevo nudo en mi red de relaciones, y cuando me lo proponen además significa que alguien me ha elegido, y esto es maravilloso.

– “Te invito”, porque deja abierta la posibilidad a la elección de aceptar o no dicha invitación.

– “Te amo”, porque implica la presencia de un otro al que he decidido mirar, reconocer y aceptar tal como es.

– “Siéntete como en tu casa”, porque es una de las grandes manifestaciones típicas mexicanas de civilidad y hospitalidad.

– “Te deseo suerte”, porque cuando sale de mi boca contribuyo a la buena vibra del otro, y cuando lo recibo mi corazón se inflama y se fortalece (aun cuando no le esté apostando a la suerte sino al esfuerzo).

– “Estoy contigo”, porque es una gran manifestación de solidaridad y apoyo que cuando llega en momentos de quiebre proporciona calma e ilumina el alma.

– “Vivirás en mí”, porque le confirma al otro que su paso por la vida no ha sido en vano sino que ha dejado huella en la vida de otra persona.

– “Yo te cuidaré” (sobre todo cuando tengo gripa), porque al tener quién me cuide puedo vivir mi vulnerabilidad y cuidar al otro me permite poner en juego mis habilidades de protección.

– “Juega conmigo”, porque el juego es el vehículo para acercarnos al mundo más íntimo de los hijos e hijas.

– “Confío en ti”, una manifestación de fe en el otro, practicada sólo por personas que gozan de madurez, seguridad, solidez, generosidad.

– “Toma mi mano”, expresión de apoyo y apertura total que une a dos personas y potencia sus posibilidades y recursos y reduce sus miedos y ansiedades.

– “Adiós”, me encanta porque significa que tuvimos algo que ahora hay que dejar ir para que llegue algo nuevo: una relación, un momento, una experiencia, un suceso (positivo o negativo, ambos aportan aprendizaje).